domingo, agosto 12, 2007

Luces del alma

A las estrellas que caminan al pensar sin andar, a ellas que estrepitosamente caen como sueños sin despertar, se esconden de dia para dejarte soñar, un ocaso perdido en el mas alla averigua como fue lo que vendra. Firmes destellantes te acompañan al caminar son miles de compañeras que comparten tu destino al navegar.
Vedlas ahi titubeantes se entrelazan en el espacio marcando un camino, añoranzas estrepitosas que al zigzagueante surco errante se interpone en tu vista para dejarte caer.
En la soledad del horizonte es su luz la que acontece con faroles enormes que abren camino a el placer, ser viviente que desfallece de dolor se muere ardiente en tus luces que imploran tu corazon ver. Titubeante transcriben mil sonetos inaudibles que apabullan inconcientemente a todo el que contempla su ser.
Vedlos ahi morir de noche en un fugaz fuego incandecente que muestra todo su inconmesurable padecimiento al caer.
Horizonte perdido la estrella es como un alma que scumbe eternamente ante el dolor de su caida, se bate lentamente en el tiempo mientras se propaga rapidamente toda su escencia ,esta deja mostrarse una tras otra mientras es observada por las demas que le sonrien con mutua confianza sintiendo su rumbo acontecer, es un acto sencillo que esconde una tenue luz que se apacigua con el tiempo mientras se deja entriztecer. Una luz en el cielo, un horiznte brillante, muchos puntos ocultos, otros zizsagueantes, intentan formar un grupo de pares correctos que se insertan en el alma del que pretende verlos correr.
Publicar un comentario