jueves, agosto 09, 2007

Las mil y un posibles situaciones de dos almas escurridizas. Parte 2

El cotidiano suspero diario invadia su cuarto mientras observaba taciturno el incandecente sol que se filtraba por la ventana que en noches solitarias mostraba a la luna espiar sus pinturas ocultas.
El mismo sonido que se filtraba durante la noche parecierra que esta vez lo llamase para despertar de su letarda agonia y poder visitar nuevamente senderos pasados de vidas olvidadas.
El susurro inquietante de un susperio lejano llamaba inquietamente en su perdida vida, triturando su esencia acallaba su dolor, alli presente se mostraba nuevamente su vida, como pequeñas gotas de agua del suelo mismo se evaporaban y se transgiversaban nuevamente en esa misma alma perdida, como pudiese ser que tales iamgenes eteeras entren en este plano de la realidad deformandolo todo al mirar, que inquitante razon de esplicar si encontrara al descubrir que la verdad se escabulle tan intrepidamente en los recuerdos destinados a ser cantados mil veces para no ser desterrados.
El cuadro desfiguraba el momento al soñar, su figura evaporaba el agua y mezclaba dentro del cuadro un camino a encontrar. Alli se atrevio a cruzar el portal nuevamante mientras su corazaon desfallecia de dolor, el camino se pudo mostrar y en gran alivio se entralzo con su precensia, era la de una gran Dama que abrazabaa dos niños con un manto de tela oscura y figuras raras en su textura, aquella dama le indujo que su camino era esperar que no pierda tiempo en avanzar sin antes prguntarse que venia a buscar.
El rapidamente hurgo su mente sin nada hallar, alli vastagos recuerdos repartidos al azar se perdian sin encontrar verdad, su impaciencia aogtaba su calma y lo bella dama jugaba con los niños mientras obsevavba dubitativa la esperanza de una correcta respuesta para dar su nuevo camino a marchar.
Transitoraimente su cuspide se encontra, si fue alli donde nada se ve pero mucho se da, si corazon guardaba la intucion de una certera añoranza y asi ese anhelo se convirtio en respuesta pudiendo la dama otrogar el siguiente paso a dar. La dama regosijada en si dio camino a los niños para que puedan correr y cuando estos se alejaron como perdidos en un bosque sin horiznte, ella le dijo ven caballero te dire algo que no sabras pero hazme el favor de traedme a esos niños asi podran sanar, tu tienes el camino marcado ellos lo han trazado seguidlo que allli estaran y caundo los veas entenderas...
Publicar un comentario