martes, enero 29, 2008

Ve.. alla.. terminaras..

Buen dia me dijo un dia aquel amor que cosechaba con leña mi maquina tan olvidada.. Buen provecho me dijo aquella tarde mientras nos alimentabamos tan arduamente con palabras dulces que nos conquistaban.. Buenas tardes se soñaba el encierro de una vida totalmente perfecta donde no cabia un lugar para despertar el engaño de un demonio perfido de olvido repentino.. Que velada tan perfecta bajo el sauce olvidado con el trinar de sus cantos el cielo dibujaba con sus pajaros un sueño tan añorado que juntos entre besos nos amabamos.. Buenas noches donde todo brillaba entre la oscuridad fecundada nada nos alejaba porque sus ojos alumbraban mi camino cuando respiraba timidamente esa brisa tan dulce que levantaba el aroma de su perfume tan rico que mi alma se alimentaba...
Cuando te despiertas taciturno en el bar mas lejano y hablas con tu alma entre dientes regañando al corazon por ser tan flojo, al dejarte llevar por el amor que das al despertar ese sentimiento que te hace volar, el vaso vuelcas mientras ves derramar su contenido sientes como se asemeja a una ola voraz que todo arremete y no le importa lo que le rodea y va manchando con su contenido todo lo que toca, asi es tu corazon cuando dejas que se suba sin miedo al eterno amor que nunca va a ser desterrado. Quizas queden marcas que no se vallan y entretelones que no entiendas jamas, pero si la vida da vueltas, volveras a pisar esos lares que tanto te dominan y tu miedo perseguira a tu razon haciendo que pierdas la esperanza de hallar nuevamente una gigantesta ilusion que avasalle tus sentidos y te haga demostrar todo lo que llevas reprimido. Por ahi nuevamente, buen dia, buenas tardes, buenas noches, seran los saludos diarios donde penaras de por vida un vaso tan agrio que te consuma tu cuerpo barriendo los recuerdos y atontando tu inutil alma triztemente callada. Es asi como en el bar de tus recuerdos ya no compras sus contentos y quemas lentamente los espacios para luego jamas volver a encontrar un momento que te de valor suficiente para salir a reclamar lo que estupidamente te dejaste quitar...
Publicar un comentario