domingo, enero 20, 2008

sutilezas

El tenue y ansiado sabor de la huida del corazon se entrizte al enterarse de que su mirada se nubla sin que le apuñalen su ilusion, cayendo sabiendo que no hay mas motivo para dejar de unirse y enterado que todavia queda algo ahi encendido no hay mas esperanzas de regresar sabiendo que todo se ha entregado al conquistar y de nada ha servido ni para poder enterrar un sentimiento que otro mas le pueda dar, debido a que todo se enfria sin que se pisen con ademanes ajenos y una luz brillante opaque todo lo que ha recibido, tan solo son persianas que se cierran y jamas podes volver, como un castigo inutil te acecha sabiendo que todo lo diste y de nada sirvio todo el tiempo que invertiste porque no hay una razon para dejar de querer cuando el camino todavia se muestra abierto sin entender el porque y sus explicaciones no dan el tipo de resultados para que uno pueda olvidar, sino que dejan un insipido sabor a nada cuando ves alrededor y encuentras la soledad de estar parado sobre algo que nunca ha sido...
Publicar un comentario