martes, enero 22, 2008

Caballero...Dulcinea...Vedlos amaneciendo nuevamente

Han vuelto las entreveranzas sin destino que nuevamente interpretan estos dos personajes distantes que intentan unir sus almas para morir eternamente en el recuerdo de todos los corazones que alguna vez intentaron amar con su misma escensia al enamoradizo que nunca se deja atrapar. Alla perseverante en su lecho de agonia va entretejiendo miles de añoranzas que alguna vez fueron reales y otras tantas solamente anheladas y con miedo a escribirlas con su amor oculto hacia su enamorada perdida, pidiendole al sol que nunca se transponga en el atardecer porque la noche siniestra guarda muchos demonios que atentan contra el amor, caballero que solitario estas ni las estrellas se asoman para brillar y mostrarte el camino para que puedas andar, caballero que intentas huir del dolor y el manto de oscuridad que diariamente intente hacerte olvidar lo que es amar, caballero apasionado de la vida no descansa hasta encontrar a su Dulcinea que ni el sabra por donde andara. Dulcinea que estas en el horizonte dubitativa al caminar , respiras lentamente trantando de que el tiempo no te intente lastimar, Dulcinea tan perfecta que el cielo entero nunca te pudo dibujar, Dulcinea la mas pura princesa que espera su corazon entregar, Dulcinea y su Caballero por donde se encontrar, acaso el transcurso de estos minutos servira para poder realizar otra vez la proheza de poderse besar. Ellos intentan buscarse mientras lo vulgar del mundo los aleja sutilmente sin que ellos puedan encontrarse cara a cara y fundir sus almas hasta que el sol termine de estallar..
Publicar un comentario