martes, enero 29, 2008

jardines

Que las palabras se vuelen entreverandose con el viento y zigsaguen dejando una estela perpetuada en el tiempo para que cada mañana pueda verla nuevamente y sentir que se respira una cancion que pulcramente se encarga de limpiar nuevamente todos mis errores dejando en mi interior un vacio tan grande que no sabre por que lado la vida misma distorcionara mis sentimientos mostrandolos al cielo abierto como una gran herida punzante que pide a gritos sanarse para nuevamente oir el bello zumbido del cupido mas intrepido y zagas que con sus flechazos intentara nuevamente acertar dentro demi corazon un surtido de emociones que desvastara mi alma para que otra vez se pierda en la escensia mas pura y amena que endulza tan sutilmente con su veneno mortifero en el cual siempre queremos caer...
Que las visiones que se dibujan al soñar se caigan durante la noche y se hagan trizas al despertar, que mueran sin empezar para que de repente mi alma empieze a caminar, que mire detras demi espalda y vea que ya no estas, que intente vanagloriarme de un amor inocuo que imagina las andanzas mas inexorables, en donde las hojas que caen se consumen con el mismo fuego que alimenta mi añoranza, que todo gire por el suelo hasta que lo alimente con sus riquiezas y verdaderamente vuelva a brotar la valentia de poder arremeterle nuevamente a la flor mas bella que esconde el desierto de soledad que guarda estas quimera incongruente...
Que el corazon y su vientre sepan consumir todo lo que se entiende por andar, que se pierda el tiempo y me deje avanzar, que no quiero pedir mas de lo que se dio porque no hay mas que entregar si no se puede continuar, que un beso eterno me atrapo y todavia estoy digiriendo sus quimicas fatales que entorpecen mi andar, que alla y aca no se ve mas que un punzante grito de agonia que contamina mis sentidos dejandome tan solo al azar.
Se termina el mundo mientras camino por los jardines de mi mente recortando cada rosa para entregarsela a mi amada el dia que tome valor para poder abrir nuevamente la puerta de su corazon que torpemente he cerrado sin escatimar palabras al escapar...
Publicar un comentario