martes, enero 28, 2014

restaurando lo imposible

Mientras el sol asoma y la luna supo esconderse , justo alli el ventisquero que recorrio mi cara supo encontrar algo olvidado, su frescura cacheteo algo que tenia guardado, y ansi la tenue garua de esa noche oculta tambien me trajo algo que humedecio mi soledad, esa que castiga en la cara. Encontre en sol un tenue calor que antes no estaba, pidio el tiempo recordar cuandon fue la ultima vez que me visitaba. Y asi sin saberlo nuevamente comienzo donde alguna vez anhelaba, ya puedo salir y charlar con el viento, puedo sentir el sol abrazandome y ahora mucho mas que antes el calor de tu cuerpo.
Publicar un comentario