domingo, septiembre 23, 2007

Caida libre..

Un nuevo trago amargo que me enseña que no hay nada que aprender sobre el amor. Dejo todo en manos del tiempo, esperando que sepa lavar las heridas o que me enseñe a cicatrizar. Te dejo libre para que puedas volar mas alto de lo que yo te puedo dejar, aunque eso signifique dibujar un mar de lagrimas en mis ojos a punto de estallar. Se que en algun lugar estaras floreciendo con una nueva luz, con un nuevo sol que te alumbrara y no te dejara caer. Un nuevo trago amargo extermina mis fuerzas, me deja lisiada en mi propio dolor, un dolor que es inevitable mostrar. Las lagrimas se me escapan y ya no las puedo contener mas, esa maldita sensacion que siempre intento dejar atras, esa espina que se clava hasta sangrar y yo intentando ser de hielo para ya no poder sentir ni el tiempo pasar, esa sensacion que te recuerda que dejaste ir algo que nunca mas ibas a encontrar, pero no podia ser tuyo, no era justo detener su vuelo para poder caminar junto a el. Alla va otra lagrima que se libera de mi dolor, alla se fue otra gota de mi alma que intenta deshacerse de mi razon, que roba otro suspiro de recuerdos grabados en lugares inmutables. Si hay algo que no se puede cambiar es el pasado, va quedando escrito y nos va dejando sus cicatrices que nos recuerdan un momento que abrio una herida, un momento que cuando termina comienza a sangrar hasta cicatrizar. Increible me resulto todo, y una vez mas habra que levantarse y seguir, y seguir.. Quien sabe a donde iremos mañana, quien sabe que hay escrito en nuestro destino. Cansada de que cada paso sea una caida, espero aprender a volar hacia el sol que nunca me dejara estar nuevamente en la oscuridad. Duele saber que te hice caer cuando lo unico que intentaba era llevarte a volar, duele saber que hice un pozo donde debi haber construido una maravilla, duele saber que de aqui en mas ya tendremos un distinto final. Estos son los momentos en los que quiero que mi corazon deje de latir para que ya no sangre mi herida, que mi alma llore en un lugar donde yo no la pueda ver, en los que quiero que mis lagrimas sean una sonrisa que en realidad, tardara en llegar. No quiero creer que esta es una despedida, pero las lagrimas que se dibujan nuevamente en mis ojos me dicen que realmente esto es un punto final. Ojala podamos brillar mas que las galaxias que pudimos imaginar..
Publicar un comentario