domingo, septiembre 23, 2007

Huida y Partida.... El Caballero y su Dulcinea

El camino otra ves se torna oscuro en la incesante lucha del errante caballero que se situa cada vez mas distante de su amada Dulcinea... El tiempo pudo otra vez con su amobinable figura de vil demonio saqueador de almas circundantes, este se ocupo tan perfidamente de avasallar cada segundo de alegria y conquistar con su ponzoña a un alma querida, asi estan las cosas en el camino del sinuoso rumbo por marcar, otra vez se la ve dificil continuar, su amada se ha escapado como por rumbos equivocos quien sabe porque ,como asustada de una realidad ajena que mucho le deja por pensar..
No te preocupes mi Dulcinea que aca tengo mas que una vida para poder hallarte ya he renacido muchas veces sin que mi alma sea derrotada, mi pureza se llena con tus lagrimas ellas mismas hacen que limpie mis heridas y pueda salir azoradamente por estos caminos tan pedregosos que la vida misma con el tiempo circundante hacen fluir por mis venas..
Mi desilusion no es ocasion de ser otra vez un etereo pensamiento perdido en las penumbras de un abismo cada vez mas oscuro, mi pensamiento esta presente con cada respirar el me dice como actuar, alli se guardan tus besos como bellas flores, que aromatizan un recuerdo al remontarlo otra vez, aca me encuentro como nuevamente en epocas anteriores tratando de combatir el sentido del amor en donde todo florece cuando por los rincones del olvido suele escucharse tu cancion..
Dulcinea estas perdida por los campos del recuerdo, alli te encontrare durante mis solitarias y complejas campañas del conquistamiento del amor, ya se que esta vez la muerte misma ya ni se encarga de llevarme a sus lares, porque ya he escapado, ahora estoy a la merced de quien sabe que destino, tan solo yo se que he de buscar...
Añorando todo lo que paso siento que lo que vendra tan solo sera el conjunto de sucesos que esperan encontrar lo que verdaderamente haga regocijar tu alma junto a la mia, Dulcinea estes donde estes, buscare hallarte para poder mostrarte mi llaga herida que yace en lo mas profundo de mi corazon y deja un rastro tan fuerte en su camino que los buitres del demonio se regocijan de mi doloroso y errante andar.. Pido un tiempo en paz mientras acomodo mi bartulos para poder nuevamente recomenzar este tiempo presente que me acontece quien sabe cuantas rumbos, uno mas errado que el otro seguramente, pero al fin y al cabo un camino es el que quiero buscar y nuevamente deseo morir inmortalizado en tu brazos llenos de pasion.......
Publicar un comentario