jueves, diciembre 17, 2015

Y vestigios de amarga locura destiñeron el ocaso perturbador de tanta pasion, no huyas no mueras no caigas no pares. Tacturno errante de incansable insensatez se despide sin llorar , ni el amor lo cobija. Otra fue la historia que se vislumbra, otra fue la version que boca en boca llega a oidos olvidadizos que no recuerdan ni un poco tanto su dolor.
Publicar un comentario