martes, julio 31, 2007

Caballero....Dulcinea.... Oid su canto al suspirar..

El acontecimiento sucedio, el tiempo esa variable tan aleatoria que marca el rumbo de muchas constantes se perdio en su locura para escribir un encuentro mas entre dos almas perdidas qeu se abrazan sin pensar.
Intrepidamente al comienzo de su llegada todo se torno voragine y acelerado, el caballero se jacto varias veces de su poder queriendolo utilizar sin logarlo casi se vuelve a perder otra vez.
Esto que se cuenta es algo que no puede acontecer en el sentido comun de aquellas almas que estando llenas se vacian a no mas poder, es como ver desde lo lejos de una nube un millar de almas vagando por el suelo sin nisiquiera verse, justo alla desde lo mas lejos de la tierra una nube voladora observava curiosamente sus recorridos, esas dos almas se transcribian su estado, intercambiaban su quimica, y sin saberlo nuevamente cosechaban en un campo seco de esperanzas una semilla poderosa que lo ha de salvar y reinara otra vez en el la felicidad.
Son sensaciones ocultas que tan solo una variable sabe calcular, es ver esas almas vagar largamente por un sendero donde nunca jamas se han de cruzar.Viendolo de arriba una estela dejaban al pasar, sus pasos alguien intentaba encontrar. Alli al costado de el se encuentra tiernamente su Dulcinea, quien iba a pensar que se nutririan del unisono insesante del mas bello cantar. Cayeron en un juego perverso que solo el tiempo lo hara madurar o ciertamente el mismo lo podra marchitar.
Abrio los ojos al bajar y se sorprendio, se presento en su frente con un airoso caminar, su añorada Dulcinea la que jamas dejo de buscar.
Tarde de lucha con los recuerdos escondidos de mentes pasadas vividas al azar, sensaciones de opresion que no debian callar, alli estaban presentes haciendose espresar, piden a golpes que su corazon las deje huir siendo estas una buena ocasion para presentarse y saludarse con tezon.
Perdidamente una conciencia oculta jugaba con sus palabras logrando dejar escapar algun vocablo oculto y liberar algo mas que una simple mirada que todo lo busca sin hallar.
Encontrabase jugando con el tiempo estas dos almas que buscaban por el espacio incierto de situaciones jugadas con anterioridad. La verdad el Caballero y su Dulcinea que mas se puede esperar, figurativamente todo estaba premeditado al caminar, su reencuentro fue algo que no se calculo al azar, fu escrito miles de veces al soñar.
Tarde especial llena de locura que compartir al mirar, sus cuerpos se unieron al mirar y sus almas ensangrentadas se curaron al enlazar, sus heridas se cerraron y la espera fue algo que apremio su e ncuentro. Ya la maldad no sabe con que jugar, su precensia irrita al mundo y no encuentra a mas nadie para avasallar, que perfido villano bribon, ya no podras cantar, ¿acaso brotara de alguno de ellos una vil mirada de maldad?, quiere el destino sembrar el miedo puro, nose sabra, lo que hoy es blanco mañana se manchara...
Dulcinea y Caballero son dos nubes volando por la mente ilusoria de dos corazones perdidos en su locura de amor.
Su alegria fue vivir aquello que ansiaba al soñar, se completa su espacio vacio que esperaba la sonrisa y alegria de su mirar, aquel momento penumbroso del tiempo es lo que acontece al despertar.
El sueño se termina como tantas veces se mira
sin pretender algo que nunca se quizo entregar, alli esta sin decir nada pero observandolo todo, miles de segundos bailando al pasar se guardan eternos pidiendole recordar en todo moomento lo magico del sueño que se nos fue al despertar.
Destino y demonios se entrelazan, sin razon, un Caballero y su Dulcinea, no entiendo el pasar, gozan sin parar, la vida le guardo momentos congelados para que sean vividos apasionadamente en su traginar.
Vedlos, miradlos, se entriztecen al pensar, como es su sonrisa al dejar al descubierto esa sensascion de regocijo al hablar. Tenedle por grandeza, Guardaos la cordura, que el tiempo los devora y no les alcanza la vida para dominar sus sentimientos. Tened temple de embravecido guardian, Enfretad su pasion y temeras por tu vida, Acorralado te seputaran si os atreveis a manchar se maldad.
Pasar.............Pasar.................. son cosas que pasan........... el dejarlas ir pasar con el tiempo diran, no saber ir hacia donde no se debe, tan solo id por donde el tiempo os lleve.
Es esto algo sin pesnar o se estaria ocultando la verdad...
Ocultad todo aquello que opaque su bondadn. NO quereis sabed lo que os acontece porque el fuego prohibido os querama....
Asi concluye esta ocurrente pasion de dos almas qeu escriben con su sangre la pasion guardada de un rejuvenecido despertar, ya nada hay que aclarar, una pagina nuevamente se mancho de tension y su rumbo premeditado marcara el proximo relato que estas vidas llenaran....
Dulcinea y su Caballero, Caballero y su Dulcinea, asi juntos con no se sabe que, pasaran y pasarn....
Publicar un comentario