sábado, febrero 01, 2014

sol

Y el sol que brilla sin que se lo pidan o la luna que aparece sin ser vista o tal vez esas mentiras que uno inventa para seguir con vida, en alguna ocasion muestran su verdad y castigan. El precio de lo prohibido deja llagas profundas y mientras se acepta su derrota, jugando a no verla es el corazon el que paga siempre esa deuda. Permitiendose el dolor y equiparandolo con algo de amor ,es mezcla rara que no termina en una buena ocasion. Si desde el principio sabes por donde caminas y asi y todo continuas ,no esperes un milagro porque el amor no perdona. Los hechos delante tuyos se manifiestan pero dar vuelta la cara no significa continuar la fiesta, el preludio cantado y el final anunciado son lo que uno olvida y lo demas es lo que intenta. Los dados se presentaron, los numeros los sabes, la verdad siempre delante tuyo, pero asi y todo prosigues el ritmo que encadena y tu alma aparenta no estar en pena. Por momentos la felicidad es impenetrable y convidas mas de lo que tienes, asi se va la vida esperando que la suya llegue. Que tierna situacion que no escatima oportunidad para dejar en claro lo que esas almas se juegan. Lo que prosigues lo sabes, lo que puedes tambien, a tu alcance no hay nada mas, ya sorpresa no queda. El cambio interior es un suceso imprevisible, puede llevar toda la vida o tal vez alli con mucho esfuerzo se quema y a tus brazo llega.
Siento como sienten todos que la vida es una y hay sufrir mas de lo que se ama, al final, lo mejor nos espera...
Publicar un comentario