viernes, febrero 01, 2008

muerte

Caundo las hojas caen sin darse vuelta por el espacio que nos consume y sus impresiones nos dejan una huella en nuestras palabras, es alli cuando se produce la letarda agonia de un sentimiento que se tranpira en prosas lejanas y nos recorre toda su vida con añoranzas olvidadas de un mañana que apaciguaria mi triztesa si se presentaria, estando sosloyando junto a la vida los demonios que me acechan con sus dolores perpetuan mi cuerpo en agonia, mientras la hiel de su veneno se desliza por mis venas y enloquece mi andar cuando quiero aventajar a mi corazon y empezar a olvidar. Esta presente como una pendiente tarea esta muerte que me convida con sus sabores e invita habilmente a buscar su encuentro sin entender nunca como hallar su salida, que intrepida hazaña que evalua como poder ser lo que tanto queria, si un dia escribi en tu lecho los objetos mas puros y tomaste mi cuerpo como señuelo espero que no olvides que ya floto a la deriva mientras desfallezco por todo el amor que nunca se pudo manifestar en esta relacion que se llama vida.. Y siguiendo el destello del universo mientras sus estrellas forman innumerables constelaciones me pierdo sin saberlo en cuales de ellas algun dia dejare de mirar ciegamente su constante tintinear que me llama desde el infinito para nunca dejarte de amar..
Publicar un comentario