sábado, noviembre 17, 2007

Conflicto

Confundirse. Correr a ningun lado. Estar donde no te podes encontrar. Donde apurarse es retrasarse. Donde correr es quedarse. Donde una caricia es un puñal, y en la indiferencia encontras la paz. Donde rendirse no es una alternativa. Donde no hay contratos, no hay renuncias. Donde hay candados pero no hay llaves. Donde todo esta adentro tuyo. Donde tu mente se satura hasta estallar por dentro y reir por fuera.
Mientras uno rió, otro lloró. Mientras uno vivió, otro murió. Mientras uno habló, otro calló. Y ahora lo dificil, es encontrar la verdad. Ahora lo complicado es mentirle a la razon. Y ahora lo molesto, es no saber de lo que hablo en realidad.
Mientras uno gritó, el otro fue sordo. Mientras uno vió, otro fue ciego. Mientras uno supo, otro creyó. Mientras uno sufrió, otro disfrutó. Nadie sabe de lo que hablo en realidad.
Yo grité, el rió. Yo callé, el siguió. Yo defendí, el atacó. Yo, escudo; el, espada. Y nadie sabe de lo que hablo en realidad. Es que la misma realidad a veces es tan dificil de encontrar. Dificil de decir, dificil de aceptar, de mostrar. La verdad, a veces tan relativa. La verdad fue tan relativa que mientras yo lloraba, otro reia, y ambos veiamos lo mismo. Y nadie escuchaba. La verdad fue tan relativa que ahora que la sé, me cuesta creerla. A mi, que antes creia mas de lo que sabia, y me resultaba facil.
Analizando desde todos los puntos de vista, creando y desechando planes, encontrando razones para intentar dejar de pensar. Buscando alternativas para comenzar a terminar. La hora de cerrar la herida. Plan B: terminar, aunque nunca haya estado en los planes empezar.
Publicar un comentario