domingo, abril 14, 2013

habilitando lo inhabitado

Tengo todo pero no tengo nada,ecos lejanos de tu sonrisa guardada, decires sordos de un mañana,
la locura no cesa pues nunca ha sido dañada.
Ahora observando la luna siento que tu mirada encaja perfecmente con un sueño transparente que jamas pudo ser cierto, el cielo que refleja tus ojos en centellantes estrellas infinitas  apagan sin saberlo el dolor que jamas pudo serlo o  tal vez un horizonte perdido en la inmesidad de su oscuridad se da el lujo de todo perderlo.
Perpetuas e inmunes caen por siempre, son las sensaciones que nunca mueren pues en tu interior  se encuentran para hacerte saber que alli estan y llevarte por caminos que te obliguen a no transcender nuevamente por destinos equivocos u decisiones que no en vano suceden para abrir senderos que nuevamente conlleven al comienzo de una nueva etapa que con anterioridad fue anhelada pero bien sepultada.
Publicar un comentario