domingo, mayo 04, 2008

pasajes

Una fogosa furia indomita iba adueñandose de su cuerpo con cada sonido que se perpetuaba insaciablemente por aquellos recuerdos que machacaban tristemente su sonrisa olvidada. Ella dubitativa se mostraba terca al sentir y sin saberlo sus emocionces marchitaban tan rapidamente que ni el tiempo las podia apaciguar, que grandes destellos que se iban agotando con cada luna encendida que mojaba timidamente sus sueños con pequeñas ilusiones que tentaban con convidar nuevamente con una llama que encienda sus recuerdos para nuevamente salir a buscar lo que en un pasado lucho por tener.El perdido entre ajenos parajes se busca a si mismo mientras siempre logra escapar, su vida vacia esta porque todo lo ha dejado atras, sin su amor sin su pena ni siquiera aquella cancion que el viento otañal solia susurrale en cada paso que la soledad le convidaba en las noches austera de oscura y sombria maldad. Puede uno imaginarse un dolor tan agobiante de contramano que suele esquivar el sentimiento mas noble que sin ser visto intenta tontamente morir ahogado cuando no halla su rumbo marcar. Asi tercamente por lares inhospitos y costumbres mal habidas se fue acobijando en aquellos habitos tan enajantes que dejaban una huella despiada y temible maldad, su sonrisa desfigurada apelaba sin temor al rencor acumulado que sin saberlo cada dia acrecentaba un poco mas para todo olvidar, que pena y llantos de amaneceres somnolientos en donde la muerte misma se encargaria de recuperar un alma que muy pronto caera. Asi un traginante caballero que sin descansar y con un cuerpo tan mullido que apenas se sostenia para andar buscando una palabra oculta que despertara toda la magia que salvaria con creces toda esa bestialidad que el tiempo se encargo de enterrar, alli fue donde empezo y sin saberlo enciendo en el cielo un cometa lleno de ilusiones y con el la apunteria de su caida produjo un desencuentro tan grande que la misma noche quedo tan ilumina y sollozando de alegria se arrimo para abrazarla, encontrarla no fue tan dificil porque el mismo demonio cada noche acechava su corazon para hostigarla intentando que caiga eternamente bajo las llamas de sus tramposas palabras que nada promete, y asi fue como sin saberlo un dia otra vez un tenue haz de luz cubrio timidamente sus ojos para poder encender muy de apoco un gran incendio que causara seguramente algo mas que un amor distante y perdido en el pasado, sera algo majestuoso seguramente, pero el todavia no ha llegado sigue con su andar intentado conquistar cada dia mas a la luna misma para que ella sin miedos pueda acercarse nuevamente a aquel corazon tan dolorido que busca un dulce beso eterno de un caballero errante que surca mas que una vida y busca un pretexto para siempre amar...
Publicar un comentario