martes, mayo 20, 2008

invisibles palabras

Como por arte de escondidas patrañas que bifurcan el sentido cotidiano se va malgastando el sentimiento y con el su sueño marchita lentamente como zigzagueando cojamente dejando una estela fluorescente que marca un rumbo incierto y de agónico sufrimiento por donde ya nada vuelve a ser real. En la oscuridad del entrevero que va marcando un destino muy tenebroso el olvido juega cantando mis palabras repitiéndolas lentamente recordándome con cada paso un sin fin de frases que mis labios intentaron dejar escapar tímidamente para poder atraparte hasta el ultimo suspiro y asi verte morir por amor mientras mis ojos conquistaban tu cuerpo cálido y mis manos rozaban tu rostro para sentir tus suaves mejillas coloradas de emocion y encendido tu corazón podía caer en un pozo para dejarme morir lentamente sin saber que algun dia podía cruzarme con la muerte de tu amor traspasando etereamente este plano y desfallecer sin sentido en este páramo tan abrupto e inhóspito. Miro el cielo y cuento las lunas el suspiro se agota y las llamas cada vez son mas fuerte pero si tan solo estuvieran quemando mi alma diria que muy bello seria tal vez asi me doy cuenta que el humo que avecina es una montaña muy grande que nubla mi vision y me ahoga con su calor, pero se tristemente que es tu corazón el que ardiente en llama esta encendido y no para de callar sabe muy alegremente de mi penar, quizás no sea es el grito oscuro que contagia cada momento que intento soslayar pero si escucha un chillido agónico es porque estará enciendo mas y mas ese fuego indómito que con cada sufrimiento arde mas, no quiero pensar ni hallar sus motivas de tanto explotar pero si bien me he dado cuenta es que todo lo pudo superar y pensando en el olvido que me trajo este hablar se que el diablo que mueve estas palabras es aquel que supo castigar indebidamente a un alma que no estaba lista para llorar pero agonicamente este ultimo demonio no supo ser lo que era sino que era lo que no suponia ser y de pronto el cielo se cayo y la noche con su luz mostró lo que era despintando su rostro y reflejando en su rio junto con la luz de las estrellas el verdadero sentido de lo que fue al amar la cara oculta que siempre intento esquivar termino siendo lo que realmente portaba al hablar, quizás no es una carga sino una mancha mas que supo maltratar a algún corazón ajeno que no necesitaba tanto penar, porque camino andaré si todavía no ha llegado el momento, quien sabe a quien veré si al mismo diablo rugiendo o tal vez si me esperara un ángel sonriendo, por ahí perdido andaré sin saber si es verano o invierno, quien osara la amistad o el suicido no se puede saber pero algún día estará sucediendo, cuantas penas de adonde se le ata la fea a algun enamorado que entrega su amor creyendo, que mentiras que la vida otorga cuando respiras buscando un camino único que nunca se tuerce para dejarse mostrar tan vivaz y victorioso porque nunca ha sido lo que querías si tan solo pensaste tenerlo. Allí el punto y la coma se junta y sale un añoranza escondida que pretende dolor y felicidad que mezclan muchas cosas para vivirlas todas, nunca alcanzan, esas ideas de donde poner y en quien la confianza, pero si se da el corazón el resto se muestra y el tiempo apremia las cosas pasadas y las que se hagan serán el saldo a pagar que la vida nos guarda pero saber bien que en un momento se intensifican las esperezas y el corazón se acrecenta y el alma canta y allí es cuando estas en el cielo esperando a tu amor que tanto has deseado desmitificando todo misterio para realizar de una vez ese momento que la vida misma ha preparado para que mueras con tan solo tocarlo...
Publicar un comentario