jueves, mayo 22, 2014

no creo

Y ni siquiera el consuelo de verte huir concluye su ciclo sin dejarme morir. El tenue rugir del sufrir acomete bravio al partir, mi pereza acompañada de una valiente perseverancia hacen que no acepte que te perdi. La incesante pena de saber que no te encuentras transforma cada camino en un ciclo sin destino. Ya lo mencione, lo repito y lo vuelvo a decir, mientras el sol este contigo y la luna te observe , yo desde lo mas recondito de mi mente planeo y espero el momento de volver a tenerte....
Publicar un comentario