viernes, marzo 14, 2008

Al Brigadier Colorado y sus milicianos

Entre coraje y pasion tus ojos penetrantes combaten sin temor,la avasallante caradurez que interponen los vastagos del viejo contienente imperante, sin titubear se lanzaron entre amistades compradas, intentando inescrepulosamente manchar el orgullo americano, bravio y tenaz tu conducta voraz, dejo sin aliento al invasor petulante, sin sabores de tierras ajenas que nada encuentran en el corazon acorazado que no escatima amor a su suelo acojedor. Orgullo y sentimientos inalterables de dureza rigida y decisiones bien interpretadas encuentran en sus actos un minucioso resultado que refleja la razon de los actos que conllevaron al final que descenlazo una alianza tan perfida e insostenible que termino por avasallar sin descaro al mismo suelo argentino que se entrego en armas y sin pudor a la garra extranjera de burdas tentanciones que mostraban disfrazadas el desarrollo conquistante de un sueño que nunca tuvo que ver con los anhelos del gauchaje indomable, el colorado sin estribos ni resabios enfrento desenfrenadamente hasta el ultimo momento entregando mas que el sudor y dejando una marca que sutilmente han tapado con el tiempo , olvidando asi lo que siempre fue un gran sueño americano...
Publicar un comentario